Mastermind

A veces puedes sentirte a la deriva,
a merced de las olas,
sin rumbo.
Apuntando a un destino
para luego virar de nuevo,
o incluso navegar en círculo,
o, por momentos, quedarte varado.

No eres la única persona.
Quizá necesites navegar en compañía.
Una tripulación que te ayude a
no transitar caminos que no te llevan a ningún lado,
que te haga ver lo que tú en soledad no ves,
que te permita llevar el timón firme,
desplegar las velas a la dirección adecuada
o a recogerlas en el momento oportuno.

Busca una tripulación que te acompañe,
que sea tu apoyo,
que confíe en ti
y se comprometa contigo.

Si quieres, te ayudo.
En equipo puedes llegar donde en solitario no podrías.

 

Déjame un comentario y te lo explico.

Experto Facilitador

Anuncios
Publicado en Reflexiones | Deja un comentario

Reubicándote. Mi nuevo libro.

Ya por fin se ha publicado el libro que recoge algunos de los escritos publicados en este blog junto con otros inéditos.

El libro se titula Reubicándote. Coaching a la carta.

Libro que invita al crecimiento y desarrollo personal de las personas.
Libro que a través de un lenguaje poético evocador de sensaciones y emociones, pretende que exploremos en nosotros mismos, para desde ahí obtener recursos para conseguir una vida equilibrada.
Libro de cartas con una estructura que se asemeja a un proceso personal de cambio, desde la toma de conciencia hasta la conversión en acción.
Libro destinado a un público que quiera asumir la responsabilidad de tomar las riendas de su vida.

Reubicándote

Hemos creado una página de facebook sobre el libro donde mostramos cuál va a ser el estilo del libro, y donde iremos informando de las noticias referentes al libro. Podéis seguirnos simplemente dándole al “Me gusta” de la página.

https://www.facebook.com/pages/Cartasparati/477171422349100

Si queréis el libro dedicado, me podéis mandar un email a jesusq.coaching@gmail.com y os responderé explicando el procedimiento.

Espero que os guste.

Publicado en Reflexiones | Deja un comentario

Responsabilidad y Excusas: la frontera.

Érase una vez un país llamado Responsabilidad. Fronterizo se encontraba su vecino Excusas. En los últimos años se estaba produciendo una emigración indiscriminada hacia el país vecino. La culpable parece que había sido la Crisis.

Los vecinos de al lado se sentaban en el sofá llamado Confort y se ponían a despotricar de la Cosa, a culpar a Gobiernos, políticos, y a todo lo que se moviese. Recordaban con nostalgia tiempos pasados. Y aunque ahora vivían jodidos, al menos tenían un pasado al que aferrarse y un sofá para descansar.

A veces Responsabilidad mandaba algunos agentes al país vecino, Coachs le llamaban, para repoblar su país, pero muchos de ellos, al infiltrarse, se adaptaban tan bien que nunca volvían a su país de origen.

Era extraño, aunque también ocurría, el movimiento contrario. Algunos que se cansaban del Confort y curiosos se asomaban al país Responsabilidad. Y aunque les suponía un esfuerzo adaptarse, cuando lo conseguían se asentaban con vehemencia en el nuevo país. Aunque bien es cierto que tampoco eran infrecuentes algunas escapadas al país vecino.

En el país Responsabilidad, sin embargo, cada vez había menos habitantes. El país vecino, pese a su mediocridad, resultaba muy atractivo. Y no es que viviesen, los de Responsabilidad, con un nivel de vida muy superior, sin embargo, existía al menos un sentimiento de honor, una convicción de justicia, que sus vecinos carecían. Era lo que le diferenciaban, era lo que tenían, pero para ellos era suficiente, por no decir innegociable.

Les hubiese gustado que su país estuviera más poblado, que no huyesen al país vecino, pero no rebajaban sus leyes para que así fuera. Preferían despoblarse a perder su identidad, a dejar de ser ellos mismos. Los movimientos migratorios son, a veces, inexcusables, aunque para los que lo realizaban sí fueran excusables. No sé si me explico

Responsabilidad

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , | Deja un comentario

¿A dónde vas tan deprisa?

Prisas. A todos lados con prisas. Para ser importante hay que tener prisa. La agenda siempre cubierta, las tareas guardando fila en tu cabeza, el stress apretándote el culo, las llamadas en la lista de espera. Y corriendo, corriendo. Y lo urgente tapando lo importante…

Y cuando te paras, estás tan agotado que no te apetece nada. Y cuando descansas un poco, te entra la culpa de la inactividad, de la pérdida de tiempo, de la falta de productividad.

Eso sí, tú tan importante. Discúlpame, sólo tengo para ti cinco minutos. El mundo se derrumba sin mí. Pim, pam, pim, pam, pim, pam.

Prisas

Y un día caes enfermo, o tienes un percance, y te obliga a quedarte inmovilizado.
Y descubres que lo urgente no es tan urgente, que el mundo continúa sin ti, que no eres tan importante como creías. Y que quizá mientras te dedicabas a arreglar el mundo te estabas desarreglando tú. Que te olvidabas de mirar a tu alrededor, de cuidar lo importante, de detenerte en lo valioso.

Cuando todo es urgente, nada es urgente. Piénsalo. Yo tengo para ti el tiempo que necesites. Para mí es no es tiempo perdido, es tiempo reflexivo, tiempo ganado, tiempo bien vivido.

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

¿Violencia de género? No, gracias.

No, no me gusta el día Contra la Violencia de Género. Este año, y por primera vez, asistí por invitación de una amiga a un acto titulado así con motivo del 25N.

No sé muy bien por qué, e incluso estando allí, me sentía a la defensiva, como que tenía que también defender el hecho de que yo fuera hombre.

Allí, al mínimo porcentaje de hombres que acudimos, nos agradecieron el hecho de que hubiera algunos, y que les hubiese gustado que hubieran habido más. Por cierto, y curiosamente, el que lo dijo fue el único ponente hombre del evento.

No sé si las organizadoras de este tipo de eventos se han planteado alguna vez cuál es el motivo de esa escasa participación de hombres.

Intentaré dar mi humilde y respetuosa opinión, sin saber si es compartida por muchos otros de mis congéneres.

Al volver a casa tras la reunión, en las Redes Sociales leí un comentario de una compañera que decía precisamente que no la llamasen Contra la Violencia de Género, sino que contasen con ella sólo para promover el Amor, recordando las palabras de Teresa de Calcuta “A mí no llamadme para manifestarme contra la guerra porque no iré. Llamadme cuando hagáis manifestaciones a favor de la paz”.

Eso de Contra la Violencia de Género me recuerda también una de las premisas de la Programación Neurolingüística, que dice que el cerebro no entiende el No, de la misma forma que no es capaz de imaginarse un “elefante no rosa”. Así, al final, borramos el Contra y nuestro inconsciente sólo reconoce la Violencia de Género.

Quizá esa sea la causa de mi postura defensiva. Que no me gusta verme inmerso en una lucha de géneros, y como que yo tuviese que estar defendiendo mi papel de hombre. Preferiría una política más integradora, donde todos, hombres y mujeres, tengamos cabida, de forma igualitaria. Y puesto a poner nombre al día mejor llamarlo día del Amor de Género.

Para mí realmente es simplemente un asunto de violencia en general. Sí, en 2013 hubo 53 muertes catalogadas como violencia de género, pero el total de ese año fue de 303 muertes violentas, o sea, que representan un 17,5 por ciento de las muertes violentas.

También me ha resultado sorprendente al buscar las estadísticas anteriores que el suicidio supone unas 2.500 muertes al año, y de ellas los hombres se suicidan tres veces más que los hombres. Quizá si fuese al revés, más de algún colectivo feminista nos lo recordaría.

La violencia suele ser contra el débil, y la mujer suele, por su condición de inferioridad física, ser una víctima propiciatoria. Pero esa misma violencia también se da, sobre todo en las edades más tempranas, contra el homosexual, el diferente, el débil.

Sí, estoy de acuerdo, que debemos promover una educación diferente, pero quizá más que enfocarlo contra la violencia de género, debería promoverse el Amor, la tolerancia, la aceptación de la diversidad, en términos generales.
Hace unos días mis hijos de 8 y 10 años me comentaron que en el recreo se produjo un pequeño linchamiento contra una pareja, niño y niña, de seis años porque se habían besado en la boca. Aquí no es cuestión de género, más bien de tolerancia.

Tendríamos que fomentar el Amor, el Respeto, la Igualdad, los Valores, y olvidarnos quizá de los géneros. Pues no olvidemos que también existe mucha violencia psicológica en muchas mujeres contra los hombres. Muchos casos de hombres humillados, maltratados, y sin ningún tipo de apoyo institucional. Sí, quizá sea menos generalizado que en el caso de mujeres, pero todos deberíamos ser iguales ante la Ley, y al que lo sufre no le interesa, que por el hecho de ser excepcional, no deba tener los mismos derechos.

A pesar de lo anterior, de una educación que se base en el Amor, siempre habrá quién se salga de ese paradigma. Así que otro punto donde la Educación debería incidir es en la Responsabilidad Personal. Cada uno es responsable de su vida, y debe aprender a saber poner límites, a saber decir que no, a no adoptar el papel de víctima. Aprender que aceptar determinados comportamientos, no saber parar determinadas actitudes, pueden terminar degenerando en violencia.

Sí, Amor y Responsabilidad. Quizá fomentando esas actitudes no sólo disminuiría la violencia de género, sino también las muertes violentas y por qué no, la tasa de suicidios.

Dedicado a Mara Lobser.

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , , , | 5 comentarios

Y a ti, ¿cómo te va?

Tengo la oportunidad de hablar con muchos emprendedores. A muchos, y ahora más con el auge de las redes sociales, parece que les van muy bien.

Y les van bien si asociamos ese concepto con el hecho de estar realizando una labor que les apasiona. Otra cosa diferente es que sea rentable económicamente.

No siempre coincide pasión con beneficios económicos, ni tampoco con excelencia en el producto o servicio.

Sé que hay muchos expertos que te darán unas cuantas recetas, te venderán un curso on line o un libro en el que te explicarán paso por paso los secretos del éxito. Y no está mal saber qué errores se suelen cometer, qué camino habría que realizar. Pero seamos honestos, eso no garantiza el éxito. Si fuera así de fácil, todos lo tendrían, y no habría ese alto porcentaje de negocios frustrados.

emprendedor

Y es que no es necesario sólo el marketing, siendo éste es un aspecto que hay considerar, hay que saber aplicarlo, hay que dedicarle su tiempo.

Una cuestión clave en cualquier negocio es dar soluciones a los clientes de los problemas o necesidades que tengan. Y hacerlo de forma que el cliente quede satisfecho.

Hay negocios donde tú puedes poner pasión pero no tiene público que lo demande, o que quiera pagar por él. O donde no cumples las exigencias que de ti se esperan.

Los negocios no tienen éxito simplemente por seguir los pasos de una receta. Es fundamental que el cliente se siente satisfecho, y para eso, aparte de las recetas, la materia prima, los ingredientes, tienen que ser de calidad. Y esto a veces se nos olvida.

Y una vez que el plato sea excelente, siempre habrá gente que esté dispuesto a pagar por él lo que se merece. O quizá no…

Publicado en El Viaje del Héroe | Etiquetado , , | Deja un comentario

¿Vale la pena emprender?

Parece que la solución a todos los problemas laborales se encuentra hoy en el emprendimiento.
Si no te contratan, tendrás tú que convertirte en tu propio jefe.

Y hay una corriente en ese sentido que te habla de todas las bondades de ser emprendedor: libertad, compromiso, coherencia, … No tienes que aguantar a un jefe incompetente, no tienes que seguir directrices con las que no estás de acuerdo, te puedes dedicar a lo que te apasiona, conseguirás libertad financiera,…
Y también te puedes meter en un curso que te quitará los miedos, te empoderará, y te prometerá un futuro brillante e ideal. No hace falta tener conocimientos, sólo actitud.
Y vendedores nos venderán cómo vender. Y más que el contenido lo importante es la estrategia.
Y, libre de miedos, con tres nociones básicas, te lanzarás al mundo emprendedor. Quizá inviertas los pocos ahorros que tenías, o te endeudas ante tu proyecto ilusionante.

emprendimiento

Y ahora empieza esa carrera de resistencia, donde las previsiones más pesimistas descubres en poco tiempo que son optimistas, donde tienes que dedicar la mayor parte del tiempo a vender tu producto o servicio, a ti que nunca te ha gustado vender, donde la incertidumbre sobre el mañana pende sobre ti mientras los gastos siguen su curso y las deudas tiene que ser amortizadas, donde las horas de trabajo se confunden con las de ocio, donde las vacaciones no son remuneradas ni un derecho a exigir, donde los impuestos te gravan independientemente de tus resultados,…

emprendedor

Y quizá seas de los afortunados que sobreviven el primer año, o quizá también el segundo, o quizá de los pocos privilegiados que les van tan bien que se forran, y que son el ejemplo para el resto.

Me encanta la actitud emprendedora, no sólo para montar un negocio, sino para cualquier ámbito donde te desenvuelvas.
Pero me gustaría dejar las cosas claras, y saber lo que ello implica.

Y si emprendes, al menos que sea sobre algo que te apasione, pues si te va mal, al menos tenías una misión a la que aferrarte.
Y si emprendes, que sepas que encontrarás muchos obstáculos en el camino, y que la confianza en ti es la clave para continuar.
Y si emprendes, que sepas que también tendrás que hacer muchas actividades que no te apasionan ni te gustan.
Y si emprendes, piensa que el papel lo aguanta todo pero que la realidad puede ser bien distinta.
Y si emprendes, al menos que domines el sector o seas excelente en algo que se demande.
Y si emprendes, intenta, al menos al principio, ir ligero de equipaje, tanto en creencias como en pasivos.
Y si emprendes, ten preparado un plan de retirada. No es que pienses que no vayas a tener éxito, pero tampoco el resto lo pensaban y la mayoría fracasan.
Y si emprendes, testea tu idea antes de que sea demasiado tarde.

En fin, esto no pretender ser un alegato contra el emprendimiento. Todo lo contrario, sólo pretende que tengas en cuenta que cada camino tiene sus pros y sus contras, sus ventajas y sus inconvenientes.
Lo importante es conocerse a uno mismo y ver si estás preparado para esta nueva aventura. Y si piensas que sí, suerte, y a comerte el mundo.

Publicado en El Viaje del Héroe | Etiquetado , , , , | Deja un comentario